Eurovelo 1 por Francia, Irún-Nantes

Y ahí me encontraba yo, después de 1400km de mi paso por España con la Eurovelo, y a punto de empezar nueva fase, estaba cargado de buenas y maravillosas experiencias de la parte realizada, pero era mi tierra, mi idioma ¿Cómo sería esta cicloaventura en Francia?

eurovelo1 Francia

Tengo que decir que la etapa de la Eurovelo1 a su paso por Francia me deja multitud de sensaciones en sus 900Km, entre ellas algunas enfrentadas. Para empezar, no esperaba que la costa francesa fuera tan hermosa, cada país lo es, pero para un isleño la playa es muy importante, y para mi fue una sorpresa ver que la costa Francesa está llena de playas impresionantes, cargadas de arena…con unas dunas enormes. Además, es muy chocante ver como el denso bosque muchas veces de pinos, llega hasta la misma playa. Alguna vez pude acampar escondido entre pinos y con las olas rompiendo en la arena a pocos metros. La arena llega varios km tierra adentro, si levantas la pinocha hay arena, algo que no siempre es bueno para conducir, pues si te sales del camino o este desaparece bajo la arena, es muy complicado mantener la bici estable con tanto peso. Lo bueno de eso es que hay verdaderas playas de arena muy turísticas en lagos del interior.

Otra maravilla que envidio, es ver como los franceses han sabido introducir la bicicleta en su medio, ni que decir queda que la Eurovelo en Francia son autenticas autopistas para ciclistas, te verás recorriendo bosques kilométricos alejado de la civilización por pistas bien asfaltadas y señalizadas tanto para los propios ciclistas como para los demás conductores, y no solo la Eurovelo, desde la ciudad hasta el pueblo más pequeño tienen las carreteras  con espacio para las bicis, puedes moverte a cualquier parte que siempre tendrás tu carril donde serás bien respetado. ¿Algo tan fácil porqué es tan complicado en España?

Además son bastante usadas a cualquier hora por gente de cualquier edad, los franceses están muy concienciados del beneficio que aporta la bicicleta y la usan más que el coche, algo que yo creía de países más al norte….. sólo quedamos nosotros en Europa….eso me entristece.

Acampar en Francia es muy fácil en esta Eurovelo, algún día si dudaba si encontraría o no pero siempre aparecía algún lugar y todos muy guapos, en la playa al mar o en lagos, en bosques durmiendo al sonido de los pájaros…

Pero no todo es perfecto, la señalización de la Eurovelo no es perfecta aunque va mejorando mucho según vas subiendo al norte. A veces desaparece, otras veces es confusa y/o hay variantes y un largo etc, por lo que aconsejo ir siempre acompañado de un mapa de respaldo o track.

Además, los precios hasta en el supermercado a veces es hasta seis veces más que en España, sobretodo al sur, luego va mejorando pero si no vas con previsión se te puede ir parte del presupuesto en las cosas más simples.

Hay una cosa que he aprendido en este viaje, y que nunca hubiera creído, y es que prefiero que haya cuestas, se me hacen más amenas y menos difíciles, si, si has oído bien, menos difíciles. En esta etapa del viaje haces muchos días sin apenas cuestas, y al principio apetece pues te puedes centrar en  el paisaje, pero que todas las horas estés en la misma posición te empieza a pasar factura, algo que si subes y bajas pendientes no pasa.

Otra cosa que te quiero comentar, si quieres hacer esta ruta solamente, te recomiendo la bajes a España, entre otros motivos para mi el más importante es que llevarás el viento de cola la mayor parte de las veces, algo que yo he sufrido de cara y que me hacía esforzarme aunque fuera llaneando o bajando, y sobretodo las dos etapas antes de llegar a Nazaire donde el viento se embravece mucho.

Bueno, más adelante espero detallarles más estas etapas, ahora toca seguir pedalenando o bici-navegando….eso lo hice hoy y fue toda una experiencia, lo tengo grabado, ya lo verán, son las sorpresas de la aventura.

contiunará

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *