Lanzarote con Alforjas (Pedales de lava) con los tracks

Conocía Lanzarote, estuve en mi viaje de novios y además por trabajo en alguna ocasión, pero la verdad sentía que aún no la conocía, así que cuando me hablaron de Pedales de Lava me dije ¿Y qué manera mejor de conocerla que en bicicleta?

Lanzarote me ha sorprendido maravillosamente, de verdad confirmo no la conocía, no me esperaba tantas playas de arena blanca con el agua azul turquesa de niveles de las playas del trópico más espectaculares. Además gran variedad de ellas, calas pequeñas y solitarias donde perdernos si lo que queremos es soledad, otras de roca, piscinas naturales….. Puedes encontrar el paisaje de costa que más te guste sin ninguna duda y eso sin olvidar los bellos parajes del interior con pueblos preciosos de casas blancas rodeados por la lava más negra y salvaje….

Paso a resumirles la aventura:

Día 1

Nuestra aventura empezó en Arrecife desde donde salimos hacia el norte de la isla, nada más empezar pasamos por zonas de playas muy turísticas como Costa Teguise, después se nos abrió un paisaje volcánico, era como un desierto donde abundaba la piedra volcánica muy ligera y arena negra, la ruta va siempre costeando, muchas veces se endurece para viajar con alforjas, ya sea por acumulación de arena, laderas o zona de piedras volcánicas intransitables… Eso sí, unas vistas que calman y hacen muy llevadero esas dificultades. Parada obligatoria en Charco Palo, una urbanización nudista que llama la atención por su forma de vida al margen de lo que conocemos. A la altura de los Jameos del Agua cogimos la carretera principal, un poco de asfalto  para aliviar las piernas. Con ella ya seguimos costeando y disfrutando de playas de postales hasta Orzola, allí les aconsejo parar y descansar, hay que prepararse para una gran subida hasta el mirador del río donde te deleitarás de unas impresionantes vistas celebrando el final de la primera ruta, en nuestro caso tuvimos que volver por lo andado varios Km hasta donde dormiríamos esa primera noche.


Día 2 2

Desde pensábamos que sería ya prácticamente todo bajada pero estábamos equivocados, la ruta aunque con alguna bajada te sorprenderá con subidas, alguna bastante dura pero les aseguro que con recompensa asegurada como el mirador de la Caldera. Alternaremos caminos de tierra con carreteras asfaltadas, casi toda la etapa transcurre con las vistas de Famara en la costa, final de ruta y donde al fin disfrutarás de un buen descenso. Te aconsejo acampar aquí en cualquier lugar que veas que te guste, es una costa que, después de pasar el pueblo, te brinda lugares de arena donde poner la tienda con un cielo muy estrellado por no tener poblaciones cerca.


Día 3 3
Partimos de ese descampado de Famara hasta Yaiza, una etapa ridícula de sólo 40km pero les aseguro que cuesta lo suyo. Empiezas como terminaste, por caminos costeros de arena (bastante ciclable) hasta llegar a La Santa, una zona deportiva de alto rendimiento. Allí aprovisiónate bien de agua y come, después de esto solo verás paisajes volcánicos, espectaculares y llamativos, mares de lava donde se puede ver la huella de los volcanes perfectamente(parque natural de los volcanes). Según te acerques al parque nacional de Timanfaya el camino se volverá complicado para transitar, lleno de piedras volcánicas que por su ligereza te hacen perder tracción. Cuando llegues al parque creerás estás en Marte, con una superficie digna de ese planeta. Cuando vuelvas a encontrar el asfalto ya sólo quedará una pequeña subida y por fin descenderás hasta Yaiza donde fue nuestro final de ruta.


Dia 4

Empezamos claramente en Yaiza dirección Playa Blanca y como nó a las Playas de Papagayo, una cadena de playas espectaculares donde cada uno encontrará el rincón que más le guste. De allí fuimos dirección a Femés, ATENCIÓN para llegar hasta está población hay que coger mucho ánimo y fuerza antes, quedan advertidos pues aunque no creo tenga dos Km llega al 18% de subida y eso con alforjas es una proeza, pero nada tomarlo con tranquilidad y a disfrutar de la recompensa.

Comimos allí y ya después de ese esfuerzo el resto de la ruta solo es disfrutar de los paisajes sin ningún esfuerzo, todo descenso hasta la costa y luego llanear viendo playas turísticas hasta Arrecife donde se acaba la aventura y nos invade la alegría y a la vez la pena por no seguir.img_20160923_164116

Les aconsejo Lanzarote, su vuelta la puedes hacer en más o menos días para que la disfrutes como quieras, te aconsejo hacerlo sin prisa para que puedas parar donde te guste y disfrutar de sus rincones más escondidos y mágicos.

Aquí tienes los mapas track en GPX que hicimos en cuatro días por si te animas:

gpx-track-pedales-de-fuego

contiunará

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *