El secreto del castillo Saint Nicolau

Sigue leyendo y te contaré algo que en mi opinión debes saber y no perderte si visitas el castillo de San Nicolás.

El secreto de el Castillo San Nicolás

Allí estaba yo, recorriendo esas encantadoras calles por las que parecía el tiempo no pasaba desde la antigüedad en la Ciudadela, Menorca. Hacía mucho frío pero eso no me impidió ir a la costa en busca del Castillo Saint Nicolau o San Nicolás que aunque por su pequeño tamaño puede pasar desapercibido rebosa encanto, historia y sorpresas por descubrir.

Inciso “Resumiendo la historia de este castillo, contarte que fue construido para defensas de la Ciudadela después de varios ataques de piratas y turcos. Tiene una cubierta que estaría provista por entre 6 y 8 cañones y una torreta más elevada para divisar los ataques con mucha antelación.”

Allí me encontraba yo, forrado para enfrentar el frío y cámara en mano disfrutando de las vistas e imaginando aquel lugar utilizado en el pasado como defensa. Cómo no podía ser de otra forma me movía de un lugar a otro buscando distintas fotografías, en eso, una pareja cruza la cadena que impide el paso al foso de 8 metros de ancho que rodea el castillo y recorren buscando algo. Yo sigo centrado en mis fotos cuando de repente y mientras la pareja recorrían el borde ya próximo al acantilado con el mar, desaparecen. Me imagino se han agachado en alguna grieta escapando del frío viento así que sigo con mi ruta alrededor del castillo, para mi sorpresa, cuando estoy bordeando éste pegado al acantilado…no está la pareja por ningún lado. Eso ya abrió mi enorme cajón de la curiosidad, así que me pongo a buscar, ¿Cómo pueden desaparecer en tan poco espacio y delante de mis ojos? Nada más acercarme al borde con el mar ¡Que ven mis ojos! Excavada en la roca un gruta que sin más se introduce en la piedra…

Ahora si que si, mi curiosidad ya ha explotado de emoción para entrar y ver que sorpresa nos trae, así que a riesgo de encontrarme con la pareja haciendo algo que no quisieran compartir, bajo ese pequeño camino hasta la entrada con los ojos bien abiertos.

¡Que maravilla! Aunque pequeño, es una encantadora cueva con tres galerías ambas con aberturas para ver el mar. Es un sitio muy mágico para relajarte solo o en pareja y ver el mar en la tranquilidad que proporciona. No tengo ni idea cuando o porqué se hizo esta cueva. Pero les aseguro que si van al castillo no pueden dejar de disfrutarlo. Seguramente los menorquines lo saben, pero si eres turista, tienes que saberlo, así que salta la cadena y lanzate a enriquecer aun más la visita del castillo ampliando tu imaginación en estas cuevas.

Por cierto, en esta investigación ningún animal o raza ha sufrido percance alguno, incluida la pareja que estaban visibles fumando mientras compartían una conversación con esas vistas, queda dicho 😉

2 comentarios en “El secreto del castillo Saint Nicolau

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *