Mi Primera cicloaventura, 7 países por Europa . 2ª parte, Francia.

Si no leíste el primer capítulo(España) ve aquí…


Seguimos ahora con la 2ª parte de la cicloaventura.

España se componía de muchos retos para mi, mi primera aventura en bicicleta, acampar en no se sabe donde, comida, seguir el trazado Eurovelo sin señalizar, imprevistos por inexperiencia y largo etc…que aunque no superados del todo, 14 días después si les daba menos importancia.

Francia revestía nuevos retos, como por ejemplo nuevo idioma (Soy el peor para los idiomas), nuevo país que además era casi el doble en km por recorrer, sus gentes, comprobar lo estrictos que pueden ser con ciertas cosas, como acampar sin permiso y en cualquier parte, nuevo clima, Precios, etc.

Contradictoriamente también tenía los ojos llenos de ilusión por todas esas mismas cosas, lo que me asustaba era también lo que me atraía. ¿Quieres ver que ocurrió? te invito a estar junto a mi, día a día.


Resumen total del viaje:

  • 5308KM en Bicicleta MTB
  • 7 Países
  • 54 días pedaleando
  • 3 Barcos y 3 barcazas

…una semana después del viaje….

Pues ya terminó, mi primera cicloaventura ya forma parte de la mochila de los recuerdos. Aunque solo ha pasado una semana parece que todo ha sido un sueño, pero un sueño que no quería acabar, lleno de emoción, ilusión, anécdotas, superación, convivencia, supervivencia, ….. en definitiva una maravillosa experiencia donde he conocido muchos lugares y personas que no olvidaré nunca.
Todavía me despierto buscando donde estoy, puesto que el cuerpo aún cree que me sigo despertando cada día en un nuevo lugar.


Cuaderno de Bitácora Francia

80 Km

Francia día 1.
Salgo de Hendaya ilusionado con el nuevo país a recorrer, sorprendentemente a lo que me esperaba, no hay mucha señalización dentro de poblado y he perdido mucho tiempo parando y pensarndo por donde ir, además de las pequeñas pérdidas  en el camino y sus consultas al track del móvil, otras veces la señalización que hay es pequeña y no muy visible.

En esta zona de Francia cuesta encontrar un supermercado y cuando encuentras uno !Que precios! Son el doble o a veces el triple de los precios normales en España. Es posible que también sea el añadido que es zona turística de surfistas y campistas, esto hace sacar de nuevo el ingenio para no arruinarme superando el presupuesto diario.

Antes del lugar elegido para dormir, encontré uno muy bueno, en pleno bosque, paré a ver si era viable acampar, en diez segundos tenía más de 20 mosquitos como saltamontes de grande sobre mis brazos y piernas, ¡¡y no exagero!! Pero mientras luchaba con los mosquitos, en lugar de escapar tenía que ver aquello. Una construcción en forma de tienda con ramas que si no fuera por los bichos quizás la hubiera probado para dormir. Después de esa, en el camino vi más aunque me quedé con la duda de el objetivo con el que se hicieron.

Después de este me ha costado encontrar un lugar para dormir, pero al final de mucho insistir, he encontrado un lugar próximo a la playa y al camino ciclista donde también pasan haciendo ejercicio. Aquí por lo menos no tengo problemas de mosquitos y aunque cerca de la gente estoy suficientemente escondido y con pinocha en el suelo para estar más cómodo, esto si que es un hotel de lujo.

Hice pocos kilómetros en mi inicio en Francia, y eso que calculé hacer 120 km y llegar a Mimizán (nunca he fallado tanto un cálculo en mi vida :))  tanta subidas y bajadas cortas muy pendientes además de tanta población turística no ha motivado para nada y ha costado, aunque siempre ha habido bellos paisajes.


90 Km

Francia día 2.

Aunque me desperté aún de noche me he esforzado para seguir durmiendo en mi hotelillo, ¡creo he dormido 12 horas!, al final me despertaron voces de mujeres que andaban muy cerca. El lugar aunque de bosques, estaba muy cerca de poblaciones y era lugar de tránsito para paseantes y deportistas.El día ha sido muy bueno, he pasado por pocos núcleos urbanos, casi todo por vías ciclistas muy bien hechas que atravesaban pequeños bosques.

Las señales siguen escasas y mal colocadas, no están en la vía en la que vas, avisándote cuando tienes que cambiar, si no en la nueva y unos metros adentro, por lo que es muy fácil despistarse. Te cruzas varias vías ciclistas y en teoría si no dice lo contrario debes seguir en la que estás, pero como digo tienes que fijarte muy bien en cada nuevo cruce igualmente por lo comentado y mirar en todas las entradas sin contar además la falta de muchas señales. Por eso vuelvo a repetir mejor ir acompañado de mapa o track para apoyarte. En Francia vi muchos con mapas de papel de estas vías.

Hoy especialmente me lié mucho haciendo varios km en direcciones equivocadas con el añadido que el track, no siempre coincide con la vía señalada como si fuera una ruta Eurovelo antigua, pero aun así valía siempre porque más tarde o temprano coinciden.

En este viaje me he dado cuenta que me pongo feliz por cosas muy pequeñas comparadas con el contexto normal de mi vida ordinaria en casa. Hoy por ejemplo para que te hagas una idea, me puse muy feliz al encontrar un Market que aunque caro, algo menos que lo visto hasta la fecha en Francia.  He acampado en una zona de merenderos que se encuentra en el mismo camino, al pasar he visto a otro cicloviajero que, hacía que pasara el tiempo tomando un vino, seguramente para montar la tienda más tarde(de noche) y pasar desapercibido. Al verlo, he decidido quedarme en ese sitio en lugar de seguir buscando más tarde con riesgo de no encontrar nada. Más vale pájaro en mano…. No he podido esperar tanto a diferencia del otro cicloviajero para montar la tienda, no se si exceso de confianza después de tantos días acampando o ganas de estirar las piernas en la tienda, a la media hora después de cocinar y comer ya estaba montando el hotel, también hay que entender que según subo hacia el norte anochece mas tarde, y esperar hasta las 10:30 para montar la tienda….como que no!!

Que le vamos a hacer, soy un rebelde sin causa 🙂


86 Km

Francia día 3.

Otra noche con buena temperatura, el couchsurfer de Gijón tenía razón, estaría mejor que en el norte español. Amanece con suaves nubes pero muy buenas temperaturas en general, el viento de cara que empieza a media mañana si pone su distinción complicándolo todo. Las pistas muy ciclables, todas vías verdes bien asfaltadas por bosques, playas y lagos que por cierto, estos lagos tienen playas de arena que llega transportada por el viento, son perfectas para veranear escapando del mar bravo de esta costa francesa.

Me bañé en uno de esos lagos, en el lago de Gastos y la verdad que fue verlo y decir wow! lo que me apetece una ducha bien jabonosa, y te diré que me supo a gloria. Durante el día encontré varios merenderos donde se podía acampar, o lagos como los mencionados, al final, me quedé en una playa muy espectacular de grandes dunas muy turística que disponía de merenderos para caravanas. En estas zonas de caravanas, como no vi ninguna y no se si había problemas con las tiendas, me alejé un poco de ellas, más cerca de la costa y de la entrada a la playa, al cobijo de unos pinos. El mar, a unos diez metros de mi tienda daba un disfrute añadido, para un canario dormir escuchando el mar mmmmm lo que más.


115 Km

Francia día 4.

Me han despertado ruido de metales, para mi sorpresa veo es la preparación de un anuncio con una modelo que salta en una cama elástica, se han puesto en marcha temprano para preparar todo. Eran los únicos que estaban en la playa, menos claro está, alguna persona veterana que les gusta el baño matutino.

(El síndrome del túnel carpiano de la mano derecha va a peor, ya casi no puedo ni escribir.)

El día, lleno de pistas forestales muy chulas y bien preparadas y arregladas fue un verdadero disfrute. Aunque según iba pasando el día y me iba adentrando más y más en el bosque y sobretodo a última hora del día la vía se hacía cada vez más estrecha.

Me apetecía fruta a toda costa al precio que fuera y justo encontré una frutería, el día anterior(domingo) con todo cerrado no pude comprarlas y ya el cuerpo la exige.

¡Que decepción! vaya fruta más mala… en fin algo es algo 😉 Gracias a Dios poco después vi un supermercado donde di rienda suelta a mis antojos, eso si, aún los precios están desorbitados. Para comer, lo que mejor vi calidad precio fue un Tabulé, tiene ingredientes varios y se come frío, con los días me aficionaría a ella hasta que ya dejé de encontrarla en otros países, pero comer medio kg de Tabulé por entre 0,60 y 2 euros…. una pasada además lo rico que está y sano. ¿A que se me ve en la cara?

Más adelante y gracias a que me perdí en Archacon, al atajar para volver al rumbo encontré un market, ¡mucho mejor los precios! En vista de lo que costaba encontrar buenos precios me aprovisioné bastante, poniendo a prueba el aguante de las alforjas y mi capacidad de jugar al Tetris (nunca fui bueno) para que entrara todo.

Como cada día desde que estoy en Francia a eso de las 11 empieza un fuerte viento de cara, la diferencia que hoy el día que amaneció despejado se fue nublando y a eso de las 15:00 empezó a caer unas gotas de lluvia que no le dí importancia al principio, pero una hora más tarde insistían más de continuado, así que me puse a cubierto en unas duchas de una campamento y me coloqué los chubasqueros, tiempo que aprovechó el clima para volver a dejar de llover y salir el sol.

Aunque no me cayó ni una gota más en todo el día, si debió de caer antes de yo pasar porque estaba todo el terreno muy mojado y encharcado. Una vez más me libro de la lluvia aunque esta vez por los pelos. No creo me dure mucho más tiempo esta suerte con el agua pero mientras, voy disfrutando de ella.

115 kilómetros después llego al lago donde había echado el ojo en el mapa para acampar, lo único que está lleno de diferentes campamentos con muchos niños y zonas recreativas de todo tipo lo que complica buscar el lugar para dormir.

Me cuesta bastante tiempo dejar esta inmensa zona de campamentos atrás y por fin llegar a un lugar aparentemente solitario a la orilla de ese lago, sólo un par de pescadores que me dan un poco de charla espanglish con toque francés. Después baño bien jabonosa en el lago que sentó al mejor SPA, para rematar ese momento de lujo, cena con judías en salsa bien calentitas con queso de vaca.


87 Km

Día 5 en Francia.

Tengo que decir para quien no lo sepa, que quise hacer esta aventura con el menor presupuesto posible para que todos vean que es posible viajar sin tanto dinero. Todo lo que hice y como lo hice fue de la forma más económica, ¿Y porqué les recuerdo esto? Porque siguiendo esa filosofía la tienda de acampar que he usado hasta la fecha fue un regalo que le hizo una entidad bancaria a mis padres hace muchos años, los colores llamativos que tiene en teoría no son buenos para camuflarse cuando acampas ilegalmente pero eso no me ha dado problemas en la práctica, ahora bien, después de lo que pasó esta noche ya tengo que ir pensando cambiarla en la primera ciudad.

Anoche, cuando ya descansaba en la tienda, ha empezado a llover bastante, al poco he podido comprobar que también lo hacía dentro de la tienda, si, si, lo que leen, tenía goteras y lo que era peor, al hacer presión sobre el suelo de la misma, surgía agua como si fuera una esponja, por lo que inmediatamente al darme cuenta de eso, levanto la esterilla donde reposaba y… olé todo mojado. Lo siguiente fue poner todo lo eléctrico a salvo y dormir, lo que no costó aunque lo parecería en esa situación, pero te garantizo que el cicloturismo te hace caer rendido. Lo único fue concentrarme en no moverme sobre la esterilla en forma de sarcófago que tengo, pues eso provocaría la posibilidad de que el saco tocara el suelo de la tienda y se mojara, algo impensable.

Después de anoche ver como se inundaba la tienda y toda la noche sin parar de llover, ya tenía mentalizado encontrarme en una piscina y empezar a poner soluciones, pero para mi sorpresa !estaba todo seco! No lo entiendo ¿es un milagro?. Así que no podía tener mejor despertar que ese después de lo que me imaginé.

Mientras esperaba se secara el exterior de la tienda para guardarla han pasado, de los campamentos cercanos, un grupo de niños que con libreta en mano iban buscando especies para apuntarlas y describirlas..la que se montó cuando vieron una libélula.. 😀

Los primeros km con la bicicleta han costado muchísimo, esa especie de carril bici que ya era de 30cm de cemento y en ocasiones destruido o inundado por la arena donde se hacía imposible mantener la estabilidad de la bici, incluso prohibían el acceso por peligro, pero era el camino marcado y por la huellas veía que todos pasaban igualmente lo que me daba energía para luchar y empujar bien fuerte los pedales.

A parte de esto, lo normal, pistas muy buenas en medio de bosques hasta llegar al ferry que hoy tenía que coger para cruzar a Royan (5€) pero no sin antes conocer frente a una mini estatua de la libertad a tres Españoles súper simpáticos con los que comparto mi viaje y ellos me cuentan que también forman parte de esta locura del cicloturismo, que han hecho rutas pero no tan largas. Pasamos un rato agradable de buena conversación y fotos antes de partir.

En el ferry me vuelvo a cruzar con una parejita francesa que conocí ayer y que venían de marruecos haciendo 2000km, ya les tocaba terminar la aventura, es fantástico encontrar a más cicloviajeros y compartir experiencias.

Al final del día acampé al las afueras de Royan, por falta de tiempo no donde yo esperaba, pero como siempre digo más vale pájaro en mano….Fue al lado de la vía verde mientras atravesaba uno de esos pequeños bosques, simplemente salir del camino unos metros y ya la maleza me camufla lo suficiente.

Hoy tocó arroz con plátano y atún mmm que rico sabe comer así, cuando tienes provisiones donde elegir gracias a que encontré un supermercado ALDI y por 7€ compré bastante provisiones. Me preocupaba el sobrepeso en la bici así que a partir de allí fui con más cuidado y sin brusquedades. Cruzar a Royan fue una mejora en cuanto a señalización de las vías Eurovelo, ¿Quizás se nota el carácter de los operarios del sur de Francia? no lo sé 😉


122 Km

Día 6 en Francia. 8 Junio 2016

Amanecí genial y súper descansado en mitad de un bosque a pocos metros de la vía verde muy transitada. Nada más empezar a pedalear encuentro decenas de serpientes que a una velocidad de escándalo, cruzan la pista de un lado a otro. Nunca pensé que las serpientes podían ir tan rápido sin patas…eran serpientes mas bien pequeñas (40cm)de color verde y con la cabeza triangular, eso me recordó lo que me dijeron dos personas que conocí en mi viaje por Andalucía, que con esa descripción eran las venenosas. Enseguida pensé, ¿yo dormí con todas esas serpientes a mi alrededor? Menos mal las veo ahora y no las vi ayer antes de montar la tienda que me hubiera entrado la paranoia. Aunque las esperaba durante todo el viaje pues como digo desde Andalucía me habían explicado los tipos de serpientes, fue aquí mi primera experiencia con ellas vivas pues aplastadas vi muchas…

Estas serpientes iban tan rápidas que alguna vez se metían bajo la rueda sin tener tiempo de reaccionar más que levantar los pies como si de ácido se tratara, no se como reaccionarían estos bichos al sentir mi rueda sobre sus riñones.

Después de esa estampa espero dormir en casa de alguien hoy, pues anoche ya dormí rodeado de ellas pero sin saberlo, aunque si las escuchaba desde la tienda moverse sin saber lo que era, ahora que las vi, ¡hoy prefiero casa!, tengo pendiente una persona, que aunque me cuesta mantener el contacto fluido, espero de señales y pueda quedarme en su casa.

Por obras, la Eurovelo señalizada en amarillo, mandaba a hacer una desviación…un lujo cuando entras en zonas donde la señalización es 100% perfecta incluso en estos casos.

El camino de hoy es más campestre, ni asfalto ni cemento, son caminos de tierra que atraviesan ciénagas o canales, se encuentra poca población y el camino es muy ciclable, solo relajar y disfrutar de esta paz, eso sí, bastante sol y el viento de cara que ya es una rutina y hace todo más difícil.

Al final la chica da señales y me manda su dirección, el maps me hace la jugada del siglo y aún teniéndola a solo 2km me manda a otra dirección en la otra punta de la ciudad (La Rachelle), después de muchos km y cruzar haciendo zigzag toda la urbe, en la dirección encontré a una francesa, ya de edad avanzada que dejó todo por atenderme y ayudarme de lujo, esforzándose aún con el problema del idioma, incluso me dejó entrar a su casa invitámdome a refrescarme, acabamos hablando de sus hijos y todo, un amor de mujer que fue un buen descanso que me vino bien para ese día, reponer fuerzas y volver por lo recorrido e ir a mi hospedaje de esta noche libre de serpientes.

La Casa donde me quedé era una casa de estudiantes con gente joven muy dispar. Nada más llegar reunión de invitados hablando sobre una vida alternativa, en este caso como tener moneda única en la zona. ¡En este viaje no paras de aprender!


89 Km

Día 7 en Francia.

He dormido algo mal por que fue una noche muy calurosa, premisa de lo que iba a ser el día.

La etapa lo protagonizaron llanuras interminables de cereales parecidas a las de castilla pero más monótonas sin llegar a ningún sitio, solo esas llanuras, calor abochornante y nada más. Se hacían km muy fácilmente porque todo era llano, sin embargo hasta la fecha el día más duro. El calor y el paisaje que gusta un rato, después psicológicamente cansa, además, como dije no llegabas a ningún sitio, ni pueblos, ni casas, ni si quiera un lugar con sombra o donde coger agua. Eso hacía que te centraras más en las molestias físicas como el culo que hoy, dolía más que ningún día anterior.

Por la tarde, lo primero que encuentro como si de un oasis se tratara una zona comercial con un supermercado eco, allí además de aprovisionarme me compré y comí de una tajada, en el césped de los aparcamiento comercial, medio kg de helado de menta, te puedo decir que ese momento me supo ¡al paraíso 5 estrellas!

Mientras se aproximaban las ultimas horas, no veía lugar donde poner la tienda y ninguno de los contactos que escribí durante mi atraco de helado había respondido, menos mal, que ya en el último momento del día, pude apañar un lugar muy pegado a la carretera y vía verde, que unos arboles y algunos arbustos me daban la cobertura necesaria aunque esta vez la ayudé un poco moviendo unas ramas secas. Llega un momento y circunstancias que te da todo un poco igual 😉

Día y noche de los insectos………………………….

Lo que caracteriza la etapa de hoy ha sido los insectos, durante el recorrido, unas moscas muy pequeñas que formaban como nubes, que al atravesarlas te golpeaban, parecía arena dándote contra la cara y al salir de ella, tenía todo el cuerpo lleno de esas moscas.

Para rematar por la noche al poco de montar la tienda fue sepultada de cientos de hormigas que me recluían en ella sin poder salir para que no se colaran, aún así, alguna conseguía entrar y la misión de la noche paso a ser ¡buscar por donde!


98 Km

Francia día 8. 10 Junio 2016

Al final la lluvia llegó. Amanecí con buen tiempo y sobretodo ¡sin hormigas! Sólo al desmontar vi que se habían metido de ocupas formando hormiguero en las playeras(deportivas) y en la bolsa de la tienda.

He dejado atrás la monotonía paisajística, volviendo la variedad de bellos paisajes muy amenos y buenos para ciclar. La única pega, hoy 10/6/2016 a las once de la mañana, por primera vez me llovió. Bueno algún día tenía que ser y después de librarme por los pelos tantas veces por el camino no puedo quejarme, así además pruebo los equipos que he traído. Han sido bastantes horas bajo la lluvia pero gracias a Dios, el viento ha dado tregua bajando su intensidad no sumándose para duplicar la adversidad.

No se si provocado por la magia de la lluvia pero hoy ha sido el día que más he hablado con los franceses que, además, también iban en bici, como dos chicas en sentido contrario que estaban un poco perdidas y he podido ayudarlas y una pareja con la que coincidí en el camino en varias ocasiones hasta que encontraron su hotel.

De nuevo las señalizaciones confusas me han hecho irme por otro recorrido, llevándome a una ría con marea baja que intenté cruzar para atajar y buscar mi verdadero camino sin éxito, teniendo que, después de tanto esfuerzo por esas tierras pantanosas, retroceder por mis pasos, en esas mismas tierras y por el camino hasta donde me equivoqué.

Esta noche acampo en la misma población, al lado mismo de la carretera principal, entre ésta y un camping donde hay arboles y me camuflaba lo suficiente. Según un francés que viajaba en bici sentido contrario, no iba a llover mañana, espero que así sea, durante la noche no lo parecía pues si estuvo lloviendo bastante.


95 Km

Francia dia 9.

Amanece también lloviendo, aunque a veces lo confundo con el agua que cae de las hojas de los árboles movida por el viento. Hoy estoy remolón para levantarme con este día que además siendo lluvioso, dan ganas de quedarse en “cama” jajaja con la idea también que en algún momento deje de llover(excusa para hacerme el remolón) Al final recojo a las 11:30 saliéndome con la mía.

Pronto empieza a llover, gracias que después de parar en un supermercado y repostar, empieza a no llover con la intensidad de ayer y muy poco a poco empieza a salir el sol luciendo al final en todo su esplendor.

Hoy disfruto especialmente de tramos de subida y bajada, nunca pensé diría esto, pero la experiencia me ha llevado a decir una aparente sin razón, y es que prefiero que la etapa tenga subidas y bajadas que todo plano.

Francia se supera y sorprende con equipos para inflar las bicis en los mismos aparcamientos entre la población y zona arbolada. ¡España es el 3er mundo en lo que a ciclismo se refiere!Estos mencionados tramos de subida y bajada que disfruto hacen que muy rápidamente recorra km y recupere las horas perdidas de la mañana hasta que, no se si por tantos tramos de ciclovías señalizados o mi velocidad, me pierdo alejándome varios km de la eurovelo. Me lleva un rato volver a encontrarla, ya que el track en esta ocasión no me ayudaba, y no sólo esto, además una vez aparentemente en el track, este me pierde por unas zonas pantanosas donde me empiezo a mosquear porque no hay señalización alguna para bicicletas y además los caminos se estrechan y desaparecen. Efectivamente me veo en mitad de una zona pantanosa (quizás antigua ruta) donde “imagino” había un puente en el pasado para cruzar una de esas aguas, pero que en ese momento no existía y según una chica que paseaba al perro no había ninguna forma de hacerlo. Así que visualizando la zona improviso para llegar a la nacional y una vez allí, velocidad de crucero hasta la población más cercana donde contactar de nuevo con la Eurovelo, siempre y cuando allí si exista, que mi única guía sigue siendo el track.

Hoy el viento más que nunca protagonista con rachas muy, muy fuerte de cara, sobre todo la ultima mitad de la etapa donde los molinos (aerogeneradores) daban a entender que era no normal allí.

Ese día pasaba al final de la jornada por Pornic, un bello lugar costero con mucha vida para lo pequeño que era…nada más llegar y aún sin saber si encontraría donde dormir me arriesgué a ver su zona turística, donde guiado por los tambores de batucada, me llevaron a ver a una brasileira que bailaba muy sensualmente invitando como no a quedarse. Ya era muy tarde y no pude quedarme mucho, pero tanto ambiente hacía difícil partir. Aún así, no había opción, tenía que salir a las afueras y ver si era probable un lugar donde poner la tienda. No fue fácil encontrar ese lugar, pero al final si hallé un hueco, que aunque no daba mucha seguridad de pasar desapercibido, no tenía más opciones que arriesgarme con ese.


95 Km Fin Eurovelo 1

Francia dia 10. 12 de Junio 2016

Hoy es un día importante, por fin me uno a la Eurovelo6, y estaré esta etapa corriendo las dos Eurovelos 1 y 6 que coinciden hasta Nante(antigua capital bretaña).

Me despierta la lluvia de madrugada, quien me iba a decir después del día de ayer tan soleado que cayera tanta cantidad de agua, al despertar, seguía igual y con hormigas que entraban a la tienda, así que vuelve la misión, ¡buscar por donde!

Además de la fiera de la foto, el día me acompañó con llovizna que iba y venía. Con poco esfuerzo llegué donde empezaba la Eurovelo 6 en Saint-Nazaire, supuestamente a partir de ahora casi toda Francia será recorriendo el río Loira, por lo que dicen el último río salvaje que queda.

Hasta Nante quedaban aún 60 Km que se hicieron muy fáciles, además de por ser muy llano y perfectamente señalizado, porque después de dos semanas ya no tenía el viento en contra.

Lo primero que hice al llegar a Nante fue comprar un kebab, que me apetecía mucho casi a nivel de embarazada. Allí en el restaurante turco, se interesaron por mi y fueron muy amables preguntándome por mi viaje, un turco estuvo en España y hablaba un poquito español, nos reímos mucho. Ahora tocaba esperar horas a que llegara la persona que me iba a hospedar, la comunicación no fue buena pero por lo menos tengo su dirección, espero nada falle porque mi móvil está a punto de morir, tantos días de lluvia no me han dejado cargar con el cargador solar. Toca relajarse y ponerse cómodo en el portal hasta que llegue, como eran tantas horas y no tenía mucha seguridad, le empezaba a echar el ojo a un pequeño parque entre los edificios donde montaría la tienda en el peor de los casos, suponiendo los vecinos no me echen de allí a los cinco minutos.

Al final llegó Jeanine, una fantástica señora que aunque me duplicaba la edad tenía más energía y sed de aventuras que yo….. ya les contaré de ella más adelante, pero saber que cada año se iba a recorrer el mundo en su bicicleta plegable y ¡sola! Era, no sólo de admirar, daban ganas de comerla a besos.

A partir de aquí ya será Eurovelo 6 en exclusiva, la Eurovelo 1 me deja bonitos recuerdos y 2365 km de las más bonitas superaciones personales.En Nante me quedo varios días viendo el lugar y medio celebrando mi nueva etapa. Aquí me quedo también con otro couchsurfer para esos días.


100 Km

Francia día 11. 15 Junio 2016

Empiezo mi nueva etapa con un día maravilloso, pero si algo he aprendido de Nante es que el tiempo aquí puede cambiar en segundos, y así es, mientras paro a desayunar empieza a llover, y seguirá intermitente hasta las 13:00 horas cuando ya no dejará de llover hasta las 18:00 que llegaré a duras penas (por un dolor pre-rotura fibrilar del gemelo) hasta la casa de una pareja encantadora (Josephy y Helene) que me dan el honor de un hogar caliente y una familia encantadora que dan ganas de conocer al detalle.

La anécdota del día ha sido cuando unos cicloviajeros daban la vuelta y me avisaban de un charco profundo que iban a rodear por poblaciones al otro lado del río. Yo cansado de dar vueltas y perderme, cosa que ya hoy había hecho, me lanzo al descubrimiento de ese charco, al fin y al cabo es un charco, no debe ser muy difícil…ejem ejem…. no me hagan caso! Más que un charco estuve durante varios Km ¡navegando! Si les digo bien, ya no era un ciclista, ahora era marinero. Pero fue muy emocionante verme circulando por esa zona donde solo veía agua con un color tan intenso que solo veía la superficie y no el fondo donde no sabría si podía caer en agujero o chocar con algo, además la mitad de la bicicleta estaba sumergida. También lo más que me ha impresionado son los estruendos tan fuerte que hace el cielo, quizás por ser de Canarias, pero nunca he escuchado truenos tan tan fuertes que parecía el cielo se estaba rompiendo.

“Me preocupa el dolor del gemelo, las ultimas horas he tenido que pedalear de forma extraña para no forzar el músculo, es la primera vez en todo el viaje que siento molestias musculares, pero ya he pasado por un dolor similar y se convirtió en rotura fibrilar, algo que acabaría repentina y prematuramente con mi viaje de la peor manera.”


146 Km Tours

Francia día 12 y 26 desde la salida.

Me despierto muy temprano (7:30) y me despido de Josephy para retomar mi aventura con precaución por mi gemelo. Toda la noche se la ha pasado lloviendo, y aunque el cielo amenaza lluvia y a mi paso está todo mojado, la verdad es que no me llueve, aunque como ayer, vuelve el cielo a romperse con esos truenos. Al final el tiempo se porta bien y me regala la mañana sin lluvias, ya por la tarde sería diferente.

Hoy  es especialmente duro por el protagonista del barro que estará todo el día a mi lado acompañándome. Los caminos de tierra hoy se hacen intransitables por ese factor, distintos terrenos, ya sea barro cremoso o arenoso, charcos, desprendimientos de ramas, algunos caminos cortados por la crecida del río… La verdad que hoy mas que duro para mi lo ha sido para la bicicleta, tanta cantidad de distintos barros está dañando las partes móviles, como cadena cambios y demás aspectos de la trasmisión, el agua de la lluvia y charcos quita la grasa y a cambio la llena de barro una y otra vez, lo peor, el barro arenoso, que entra en cualquier cavidad articulada forzando y modificando su uso. Esta circunstancia además de hacer más dura la bici al pedaleo también hacía que los cambios fueran mal, no entrando a tiempo, cambiándose sola o echando fuera la cadena…ya a media tarde decido, mirando el mapa, alejarme de esos caminos de tierra paralelos al Loire y aunque haciendo más distancia, echar por carreteras de asfalto comarcales.

El camino hoy lleno de castillos y paisajes espectaculares…
Aquí se me ve comiendo Tabulé, mi almuerzo favorito, rico y ligero. La pena que en otros países desapareció de los supermercados.

En La foto de abajo se puede observar un coche de la segunda guerra mundial medio enterrado viendo pasar el tiempo invisible para los del lugar.Cuando llego a Tours después de 146 km tanto la bici como yo llegamos mojados y llenos de barro, pero un barro muy difícil de quitar, y eso que tenía tiempo de intentarlo hasta las 21:00 horas que llegaba mi siguiente host.


105 Km

Francia día 13.

Amanecí con un día soleado que ni me lo creía después de tantas lluvias. Recogí todo muy deprisa y salí para aprovechar el calor.

El día ha sido fantástico y muy variado, pasando por pueblos preciosos, bosques donde disfrutaba cada subida y bajada, con eso y el día soleado, ha sido un día en el que he disfrutado mucho incluso con los obstáculos de agua. No se porqué, las molestias terribles de la parte donde la espalda pierde el nombre no han echo presencia además de el gemelo, que tanto temía, se ha quedado controlado y sin dar molestias ¿Después de decirte estás cosas aún dudas de lo que este día me ha gustado?

Los km se han hecho sin darse cuenta y a buen ritmo, a las 17:00 ya estaba en casa de Guillaume (Mi Host) y eso que me he detenido varias veces con mucha calma incluso para comer. Una vista que también forma parte del paisaje del río Loire además de sus innumerables castillos son sus centrales.

Ya con mis nuevos couch!Guillaume y su familia son espectaculares, me han echo sentir uno de la familia incluso compartí con ellos la fiesta de su pueblo donde pude conocer a muchos de ellos mientras disfrutábamos de comida, bebida y su hoguera de San Juan. La pena es que no hablan muy bien español y yo no muy bien el inglés que ellos dominan, así que un spanglish bien calentito por favor. Me ha encantado la casa que tenían terrera con estilo americano.


40 Km

Francia día 14.

Me despido de la pareja encantadora y sus niños muy temprano y me voy rumbo a Orleans que está solo a 40Km de distancia pero es mi último hospedaje que tengo en principio, después de allí no tengo nada ni da sensación de que aparezca, bueno espero a ver que me trae esta aventura que siempre me sorprende ¡¡para bien!!. El problema es que con tantas lluvias pasadas y lo que sigue no hay lugares para poner la tienda, todo son charcas y barro así que por eso ahora mismo me preocupa seguir sin una casa que me acoja, además, sería ideal unos días tranquilo para que se seque todo además de mis huesos 🙂

Por los pocos km llego temprano a casa de Chanéze mi couchsurfer, toco y parece que no hay nadie así que espero….espero…espero… y al final ¡¡si estaba en casa!! jajajajaja un momento gracioso ya nada más conocernos contándonos porqué sucedió esa anécdota.

Orleans puerto histórico de París y escenario de la gran Juana de Arco.

Chanéze es una chica joven risueña y con mucha energía, siempre con ganas de ayudar, además es musulmana y Francesa-Argelina por lo que pude aprender con ella muchísimas cosas.

Lo más importante de mi recuerdo con Chanéze en la cicloaventura, fue la posibilidad que me dió. Ella tenía que ir al norte de Francia por trabajo y me dió la oportunidad subir mi bici en su coche y de acompañarla para ciclar y conocer esa costa.

De esta forma pude recorrer unos días parte de la Eurovelo4 que por cierto, decir queda está muy buena y bien señalizada, un disfrute hacerla, la apunto para recorrerla próximamente entera. Además de eso, logré conocer maravillas como Saint-Maló y el Mont St Michel, maravillas que hay que ver, sobretodo la última, el Mont ST Michel es una de las actuales maravillas del mundo.


57 Km

Costa Francesa paréntesis en el camino

En este paréntesis no les voy a contar, solo colocar algunas fotos de la Eurovelo4. Si tienes alguna pregunta estoy a tu disposición.

Saint-Maló

Eurovelo 4

Mont ST Michel
Fin del paréntesis.


99 Km

Francia día 16.

Después de un par de días recorriendo la costa norte de Francia, con gastroenteritis incluido, vuelvo a Orleans donde retomo mi querida Eurovelo6. Parto mi viaje con una sonrisa en la boca por esta sorpresa inesperada que me ha dejado el viaje a mi paso por Orleans y mi visita a Bretaña y Normandía. ¡Muchas gracias Chanéze por todo!

Empiezo muy tarde a pedalear, entre que me preparo y coloco las cosas en la bici al final el día comienza a las 12:30… si, si has oído bien, casi era para terminar a esa hora. ¿cuantos km haré y donde llegaré? Espero que las energías renovadas me ayuden

La ruta de hoy paralela al río a la vez por zonas impresionantes de lagos, caminos en buen estado donde la vista se recreaba dando tal grado de bienestar que a las 18:30 ya tenía casi 100km recorridos.

Parecía que iba a tener lugar donde dormir pero no he podido contactar con la persona, esto es parte del viaje, no hay nada seguro y es parte de su encanto. Bueno aquí estoy en un lugar plagado de mosquitos cerca de la carretera, es una entrada circular que vuelve a salir, parece el típico lugar donde las parejas se retiran en sus coches para estar más tranquilos. Esperemos esta noche no les apetezca a ninguno de usar este lugar.

Vamos a usar la función camuflaje de la nueva tienda, y mientras pensaba donde montarla ya me comían los mini-vampiros, así que mientras con una mano y sin dejar de moverme los ahuyento con la otra saco el repelente de mosquitos ¡Que buena compra es ésta!

Ya en la tienda mientras escribo esto, pienso si será un buen lugar, estoy muy cerca de la carretera y de las casas, con suelo de trozos de madera como que también es algún lugar de trabajo, paso o labor  relacionado con el transporte. Ya por la noche escucho muchas ranas muy cerca lo que hace pensar de alguna charca cerca y eso justificaría la presencia de tantos mosquitos.


107 Km

Día 17 en Francia.

Hoy me he despertado genial, he descansado bien y no he tenido ningún problema por la ubicación de la tienda. Así que desayuno y me preparo para…. ¡¡enfrentarme a los mosquitos!! La tienda amaneció mojada de la fresca pero pronto salió el sol que utilicé para secarla.

A mitad del día, una sorpresa…..¡¡¡¡¡¡¡¡Llegué a los 3000KM!!!!!!! y lo celebro a lo chicho terremoto, para los que lo conocen me entenderán. Poco después dejo un tramo ciclista muy importante que forma parte de la Eurovelo y que he seguido cientos de Km, el velo la Loire.
Después sigue muy lindo, a través de canales con paisajes de ensueño, muy planos, menos cuando saltas en busca de otro canal. https://youtu.be/XCQLo4j9U3w

Esos canales era compartido por muchos ciclistas lo que me animaba mucho sentirme acompañado después de muchos días sin cruzarme con nadie.
Estaba tan a gusto que me planteé acampar por esos paisajes en lugar de la cama que me esperaba con un couch. Bueno al final fui porque tampoco tenía ninguna cama más para los próximos días y mas vale pájaro en mano que… otra pega es que tenía que alejarme de la ruta 7 u 8 km pero ya a estas alturas hacer km es como respirar.
Hoy día muy intenso y lleno de ilusiones.


97 Km

Día 18 en tierras francesas.

Me desperté súper a gusto en casa de Syril, en esa casa de estudiantes, donde pude hablar con distintas nacionalidades y jugar a varias cosas como un juego típico parecido a la petanca pero con madera.

Nada más salir, el supermercado justo enfrente, así que a reponer antes de seguir, más vale pájaro en mano…. que nunca se sabe que me voy a encontrar o no.
Ayer para venir me alejé de la Eurovelo 7 Km, y mirando en el plano podía coger a mitad de la carretera de regreso otra variante que me haría contactar con el track más adelante ganando algo de recorrido. Ayer cuando la dejé quedaba 200 metros para terminar “Loire a velo” otro camino de los que forman la Eurovelo 6 a su paso por Francia. Y mi atajo por supuesto es después de esto, ¿Qué me encontraré?
Para mi sorpresa cuando llego al track de la Eurovelo no veo ninguna señalización, sigo el track porque no me queda otra cosa pero no se que ha sucedido. Muchas posas pasan por mi cabeza, quizás al acabar el tramo anterior el camino va por otro lugar, eso no es tan preocupante si sigo bajando paralelo al río, pero lo importante es la razón por la que ya este no sea el camino oficial ¿Quizás llego a un camino sin salida? ¿Un puente inexistente? ¿El track me llevará al sendero correcto, y si es así cuando? Muchas dudas, lo que si tenía claro después de muchos km es que perdido estaba del sendero principal, pero solo tocaba disfrutar de los paisajes y seguir pedaleando, ya veríamos si lo encuentro en unas horas o días.Gracias a Dios mi calma llega 40km más tarde cuando de la nada aparece una señalización que aparentemente viene de Nevers, del norte, desde donde llego a mi izquierda algo que no me explico…justo antes de unos canales que ya sabes, me gustan tanto.
Me encanta ciclar por canales, rodeados en muchos casos por plantaciones de cereales, eso sí, hoy de nuevo muy solitario. Parece que esta ruta no es muy popular, el día lo he pasado sin cruzarme prácticamente con nadie y eso que la vía menos en un caso que tiré del track, muy bien señalizada en todos los cruces. En esa excepción estuve de nuevo perdido en una ruta no señalizada, pero señalizado como camino de bici y como en otras ocasiones suelen ir a la par con la Eurovelo, pues las sigo…..Gran ERROR jajajaja cuando vuelvo a mirar el track me he pasado muchos km de la ruta, que al ser bajada, han sido unos km considerables y ya es hora de acampar, así que busco al lado de la carretera donde colocar mi hotel, al final, entre un campo de cereales.
Desde el primer momento siempre escuchando un tractor que no veía, pero que extrañamente se escuchaba acercarse mucho y alejarse, y eso se repetía una y otra vez….siempre con la duda que llegaría a la zona donde yo estaba. Costó encontrar un campo sin vallar donde pudiera entrar, así que me quedo allí y ya se verá. Además mirando el mapa estoy justo al lado del cruce que tengo que coger mañana para ir al encuentro de mi verdadero camino. Aventura! Aventura!
A día de hoy desde que salí de Orleans el tiempo ha mejorado, el sol me acompaña, mejores caminos, canales, sin barro…..Eso sí, Nubes de moscas que hay que atravesar!!!!


96 Km

Francia día 19 en Francia.

Dormí genial entre el trigo hasta el punto de despertar tan descansado que fue antes del despertador, comí algo y…. a la aventura.

Lo primero fue tomar rumbo a encontrarme con el track de Eurovelo que había perdido ayer, la verdad llegué rápido a él por ser todo bajada. Por el camino, mientras bajaba a gran velocidad, he visto un pueblo llamado Bourne que decía al entrar “eterno edad media“, me quedé con ganas de entrar y explorar bien sus calles medievales, así que apuntado queda en tareas pendientes.

De nuevo me encontraba siguiendo la Eurovelo según el track aunque no había ni rastro alguna de señales que indicaran iba en buen camino. Otra vez estaba con dudas si estaba por el lugar correcto o no, bueno eso pasaba algunas veces, y podía ser porque realmente el trazado pasara por otro lugar o porque era una zona descuidada en cuanto a señalización. Es cierto que la organización de Eurovelo cambiaban algunos tramos siguiendo distintos criterios, pero bueno, en este caso coincidía el track por otras señalizaciones de camino ciclistas, algo de lo que Francia está lleno, de vías para ciclistas y siento un poco de rabia por ser España, todo lo contrario.

Tras un rato vuelvo a transcurrir por canales, creo que aún no te he dicho lo que me gustan. Pronto volvía a estar paralelo a el rio Loire, después de cruzar un puente vi al fin de nuevo la señalización de Eurovelo, después de esto, ya cada pocos km aparecería la señalización (un pequeño escudo en la vía ciclista) que tranquilizaba mientras hacías metros y metros muy fácilmente por el canal. Al rato la señalización volvería a la normal, aunque justa en cantidad, la necesaria para no perderte.

De nuevo, volvían a aparecer las nubes de mosquitos…. de verdad era una pasada aunque menos que ayer.

La última parte del día eran muchas vueltas, zigzageando en lugar de las maravillosas rectas de los canales. Eso presagiaba que la salida de francia se iba a hacer esperar, porque al seguir así se hacían muchos km pero sin avanzar en el mapa.

Por primera ver el día lo terminé pronto, a las 16:50, la razón es que vi un zona ideal para acampar y no quería que me volviera a pasar de verme rodeado de tierras privadas y nada donde acampar. El lugar era un camino que entraba en el bosque pero que hacía una “y” sin salida, perfecto para pasar desapercibido y muy carca de la carretera. El suelo era algo rocoso y costó clavar la tienda pero con tiempo todo se puede 🙂

Este descanso de tantas horas, me vino muy bien para recrearme escribiendo y disfrutando del sol que acababa de salir después de todo el día nublado anunciando lluvia. Investigando los alrededores encontré un palo de plástico flexible ideal para acompañar la bandera canaria y así que esta permanezca en un lugar fijo por una vez, después de perder el segundo día la que había preparado para el viaje. Así que tuve mi brico-manía para entretenerme, hasta le escribí a la bandera, Canarias, cosa que se borró con las primeras lluvias jajaja, pero alimentó esas horas de actividad.

Contento, por primera vez no hay ningún tipo de insectos que me moleste ni intenten entrar a la tienda haciendo de estás horas libres mayor disfrute.

Hoy además toca postre para cenar, melocotón en almíbar, ummm les dejo, me voy a comer que se me hace la boca agua de pensarlo…


94 Km

Mi día 20 en el país Francés.

Ufff Hoy me levanto super perezoso, estaba súper a gusto en aquel lugar en medio del bosque, sin ninguna presencia humana ni insectívora dando por …. en fin, al final hay que moverse así que me puse a ello.

El camino empieza sin carteles de Eurovelo apoyado solo del track y de nuevo por esos canales que tanto me gustan aunque hoy alternados con carreteras nacionales que subían colinas para otra vez bajarlas. Después de unas cuantas me parecía que estaba dado rodeos, así que miro bien el plano y efectivamente daba círculos para terminar volviendo a la misma vía o mismo canal. Imagino lo harán para alejar a las bicis o velos de las vías con más tráfico todo lo que puedan, pues tampoco es que te lleven a ver nada especial. Ya el ultimo tramo ignoro una de esas vueltas y sigo la vía principal por la que además iba pegada al canal hasta la ciudad, mi próxima parada de aprovisionamiento. Ya después pude seguir normal por el camino Eurovelo que dejaba de hacer esas tonterías en el camino siguiendo coherentemente.

Legué muy pronto a la ciudad de Chalón, sobre las 16:30. Allí tenía un couchsurfer pero sería a partir de las 19:00. Por lo que me puse a deambular por la zona hasta la hora, bueno casi porque tampoco vivía en Chalón, tenía que hacer 10km para llegar a una población cercana donde ellos vivían que por cierto también tenía su encanto.

Franck, mi couchsurfer y su esposa fueron gente maravillosa, no paramos de reir hasta las 12 de la noche…. Una cena velada llena de anécdotas vividas por ambas partes. Franck si lees esto muchas gracias a ti y a tu mujer por ese gran momento.


125 Km acampada en camping

Mi día 21 en Francia empezaba temprano en casa de Frack. 30 Junio 2016

Hoy es de esos días que empiezo temprano, ya a las 8:00 estaba en la carretera, así que me lo tomo con calma que hoy acampo y en estos casos no es bueno hacerlo temprano que por las fechas anochece muy tarde y tampoco es plan de destrozarse haciendo 200km 😀

Mi forma de empezar con calma fue, después de retornar los 10km, en Chalón, fue visitanto toda la zona antigua, sus calles medievales y su catedral, después ya a ¡empezar el día!.

Pronto vi que las Eurovelo volvían a señalizarse con todo su esplendor, incluso se encontraban anunciadas en los hoteles. Al salir de la ciudad en el campo seguía muy bien señalizada, ¡un lujo!

El clima acompañaba, y la ruta mayoritariamente por el bosque súper ciclable y con paisajes muy variados para no aburrir, incluso tramos con mis amigos los canales hasta que llegué a uno que conectaba con el río Rhin.

Ya se notaba la cercanía con Alemania y Suiza, la influencia en las construcciones y banderas como por ejemplo en la población de Sourre donde muchas banderas  alemanas ondeaban en casas y barcos.

Según se acercaba el final del día las vistas iban aún mejorando por momentos, es una zona que les recomiendo para hacerla, muy fácil para pedalear por ella, buenos paisajes y sorpresas aún por descubrir como la población de Dolo.

Dolo es uno de esos lugares que no te esperas, y nada más verlo en la lejanía ves que te va a impresionar. Imágenes de postales que alegran la vista y hace volar la imaginación de lo que podría ser aquello en la antigüedad.

Hago parada obligatoria allí para disfrutar de sus calles medievales y entro a ver sus rincones donde incluso encuentro gente que habla más o menos español,  me dirijo a la oficina de turismo donde ¡No tienen nada en Español! ¿y me sorprendo? jajaja.

No me puedo quedar mucho en la oficina porque dos amigos de lo ajeno planean algo con mis cosas que estaban sin amarrar. Al salir de la oficina de turismo unos alemanes me preguntan sorprendidos de donde es la bandera que llevo. Cuando les cuento se quedan perplejos, me vuelven a preguntar si vengo en bici desde allí y les digo que si. Entre risas asombrados me felicitan e incluso avisan a los demás del grupo para atónitos incluso hacerme reverencias y gritando ¡bravo!, yo les digo que no es nada pero la verdad esos gestos llenan y recuerdan que lo que estoy haciendo es una aventura que marca, como vine a buscar y cuando te ves haciéndolo, ya en ella, no te paras a pensar lo que haces, solo lo haces y estos gestos de gente que no conoces y que no tienen porqué hacerlos te llenan y te cargan de energía a seguir, abriendo a la vez muchos más tu sonrisa si eso, después de un día como hoy, es posible.

Después de un buen rato en Dolo sigo por canales y ya mirando para buscar donde acampar. En esos canales la verdad era imposible, no había más hueco que el carril bici, si seguía así no quedaba otra que seguir hasta encontrar algo o hasta mi siguiente couchsurfer que en principio eran muchos km y además hasta las 21 de la noche no podría entrar.Mientras ando por el canal y para mi sorpresa, en un pequeño hueco de césped entre el canal que recorría y otro paralelo vi una zona donde había gente acampando, estaba provisto de duchas y baños. Pregunté a uno de los que estaba allí si era gratis y me dijo que si, le pregunté de nuevo para confirmar y dijo que si….me extrañaba pero bueno fui a preguntar entonces al que vi se encargaba de eso, me volvió a decir que si y me enseñó el lugar. Bueno no insisto, ¡Que maravilla! así que monto mi tienda y a disfrutar de toda la tarde libre descansando en aquel maravilloso lugar y tomando el sol… ¿Qué más se podía pedir?

La sorpresa vino dos horas más tarde cuando me vinieron a cobrar… era de esperar pero bueno, 6 Euros que tampoco era nada por aquella tarde de relax y acompañado de otros cicloviajeros que no tardaban en invitarte a vino o a lo que estaban preparando para comer.

Quizás me quedan uno o dos días para salir de Francia, ya tengo ganas de cambiar de País….


123 Km acampada libre (Chiringuito)

Día 22 en tierras francesas.

Saber que estaba en el camping me hizo despertar muy tranquilo y a gusto, a las 9:40 me pongo en marcha de nuevo.El día casi todo va por canales y por el río Sajone, lo espectacular de este día es que la vista ha cambiado considerablemente, de ser bastante plano, hoy recorro la ruta rodeado por unas impresionantes montañas rocosas blancas que contrastan con el verde de la vegetación alimentando los sentidos.

Además, esas montañas tienen restos de otras épocas en forma de castillos, alguno de ellos impresionantes.

Siguiendo, los canales te llevan a través de túneles que cruzan esas impresionantes montañas rocosas.

El días ha tenido su punto negativo y fue no encontrar ningún supermercado ni nada parecido hasta el momento antes de acampar en una planicie cargada de hiervas al lado del carril bici donde había un chiringuito, eso sí, pude comprar una buena cena calentita que disfruté mucho. Y otra tarde sin bichos incordiando, no sabes lo que se agradece eso 🙂


86 Km

23 días pedaleando en Francia.

Uff hoy amanece lloviendo, así que espero un poco de calma para salir y desmontar y montar el equipo.

Hoy el día lo ha marcado las variantes. Las lluvias han echo muchos destrozos en esta región, he podido ver muchos desprendimientos de pequeños acantilados sobre el canal (Incluido carril bici) Así que más o menos bien marcadas, las desviaciones es lo que ha abundado hoy. Cómo no se podía esperar de otra manera más de alguna vez he tenido pequeñas perdidas por la señalización improvisada que han hecho para los ciclistas y todo ello lloviendo que hacía más difícil sacar el móvil para ver el mapa.

Lo bueno que todo ello me lo he tomado bien, disfrutando de lo que me encontraba y hasta de la lluvia que en ocasiones era fuerte.

He pasado (menos las desviaciones) todo por canales saltando de uno a otro. Ya el último tramo por el canal era muy bonito haciendo tramos como en escalera.

15:00 He llegado muy pronto a casa de Isabel en Moulhouse, mi couchsurfer para esta noche y hemos podido aprovechar para ver la ciudad e incluso buscar algún recambio para la bici.


91 Km acampada libre Suiza

Dia 24 en Francia y 1 en Suiza.

Entre unas y otras me pongo en marcha a las 11:30, atravieso toda la ciudad desde la casa de Isabel para volver al canal y a la ruta Eurovelo y sigo sus señales hasta salir de la ciudad, allí un recuerdo de la segunda guerra mundial detalles que por ser amante de la historia me gusta mucho.

Allí la señalización, o no está clara o directamente no hay… lo que provoca que deambule callejeando y después atraviese un bosque intentando buscar de nuevo la ruta correcta…Al final vuelvo al redil con más km encima de los que debería y una hora perdida, pero bueno, la ruta del bosque ha estado bien bonita. Ya después todo el resto del camino perfecto…..en pocos km entro en mi siguiente país, Suiza, aunque el día no ha acabado el resto de la historia será en el próximo capítulo, eso si, te avanzaré que ese mismo día hice algo que no me esperaba, y es que estuve en tres países con mi bici en menos de 5 minutos, ¿Quieres ver como? pues te invito al siguiente capítulo de mi aventura donde te contaré eso y mucho más…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *